pistola.png

Tiro Práctico

El Tiro Práctico es una disciplina de tiro deportivo en la cual el tirador debe disparar a diversos blancos en el menor tiempo posible, tratando de obtener el máximo puntaje. Es decir, no sólo se busca precisión, sino también velocidad. Su origen se remonta a los años cincuenta y nació de la necesidad de un entrenamiento adecuado para la policía en su lucha contra el delito. Actualmente, el Tiro Práctico dejó atrás su origen marcial para convertirse esencialmente en un deporte. Debido a su rápido crecimiento, el Tiro Práctico se ha expandido oficialmente a 43 Países, se practica de forma informal en muchos otros y hay una lista de países en espera de ser reconocidos como "Regiones" del Tiro Práctico.

Descripción

Acorde con los fundamentos de esta disciplina, el Tiro Práctico consiste en medir la capacidad de un deportista en disparar rápida y precisamente un Arma de fuego de grueso Calibre (mayor o igual a 9mm o .355”).

Hasta hace poco, este deporte se limitaba a armas cortas (pistolas o revólveres). Sin embargo, recientemente la disciplina se ha expandido a Fusil y Escopeta. Y en 2006 la Confederación en reunión con las autoridades internacionales de IPSC resolvió incluir la categoría Action Air (Airsoft) naciendo así el Tiro Practico Airsoft.

Sus siglas distintivas "DVC" (Diligentia, Vis, Celeritas) resumen la esencia del deporte. El tirador debe estar en capacidad hacer la mejor combinación posible de precisión (Diligentia en latín), potencia de su arma (Vis en latín) y velocidad (Celeritas en latín).


Un deporte distinto


Contrariamente a muchos deportes, el Tiro Práctico es esencialmente dinámico y diverso; es decir que, a excepción de las estrictas normas de seguridad, no existe limitación a la creatividad de los anfitriones en cuanto al diseño y construcción de pistas o etapas (stages). Como convención general, se recomienda que una competencia tenga un buen balance de pistas largas o “de recorrido” con pistas intermedias y cortas.

Por otro lado el Tiro Práctico es de estilo libre. Es decir que, aparte de las restricciones de seguridad, las pistas pueden ser resueltas con la mayor libertad y como el tirador estime más conveniente. El factor de "estrategia" e ingenio agrega mucho interés a este dinámico deporte.

Las pistas de tiro deben hacer énfasis en la seguridad del deportista, espectadores y deben procurar medir la habilidad del tirador y no tanto su estado atlético. Para el efecto, los obstáculos deben ser moderados y/o proveerse ayudas en caso necesario. En lo que se refiere a distancias, los blancos pueden estar desde menos de 1 metro hasta 50 o más metros.

bullet6.png